viernes, febrero 24, 2012

Cigna Salud deja sin cobertura médica a una embarazada con 10 años de antigüedad como cliente

Suena a típica leyenda urbana o a rumor malintencionado: "la compañía Mala Malísima SA ha dejado sin cobertura médica a una mujer embarazada, a pesar de ser su cliente desde hace más de 10 años de forma ininterrumpida". A mí también me sonaría raro... si no fuera porque la mujer en cuestión es mi esposa Flavia Scarpa y la compañía en cuestión se llama Cigna, y es una multinacional con presencia en España. Con este artículo lo que pretendo es avisar para que algo así no le pueda ocurrir a otros, y si es posible generar una corriente de opinión que permita un cambio legislativo que impida a las compañías de seguros actuar de este modo.

Y es que Cigna ha actuado con conocimiento de causa y mala fe, sabiendo lo que hacían y recurriendo a engaños y mentiras, quedándose por el camino con un montón de dinero, y dejando a mi mujer sin cobertura médica, totalmente desprotegida y embarazada en un país extranjero y sin poder recurrir a la Seguridad Social española. Pero vamos con la historia...

Mi mujer y yo somos clientes del seguro médico de Cigna Salud desde hace más de diez años. Inicialmente obtuvimos el seguro a través de la empresa para la que trabajábamos ambos entonces, y cuando la dejamos decidimos pasar a tener un seguro familiar y seguirlo pagando de nuestro bolsillo. De eso hace unos 9 años.

En julio de 2011, tomada la decisión familiar de trasladarnos a vivir a EEUU, y dado que en este país no hay Seguridad Social ni más cobertura médica que la te puedas pagar, mi mujer llamó a Cigna para consultar si nuestro seguro médico nos cubriría allí, y si teníamos que hacer algo al respecto. La respuesta fue clara: nos dijeron que no nos cubría la póliza actual, y que teníamos que hablar con Cigna Global, compañía de su grupo. Siguiendo sus instrucciones no habría ningún problema para tener en EEUU la misma cobertura que teníamos en España desde hacía 10 años.

11.000 dólares de seguro médico
Puestos en contacto con Cigna Global, y tras no menos de 20 emails cruzados, nos piden que paguemos la friolera de 11.000 dólares por el seguro médico para un año. Una inversión considerable, que además había que pagar de forma anticipada. Pero como teníamos ahorros y no queríamos correr riesgos de salud en la aventura americana, decidimos pagar. Así que a final de agosto hice la consabida llamada con un comercial de Cigna que me leyó en inglés (con un acento irlandés ininteligible) un montón de información que tuve que aceptar para tener la póliza que, tal y como me habían asegurado, nos iba a cubrir igual que en España.

A finales de octubre, ya viviendo en San Francisco, mi mujer detecta que podría estar embarazada, y decide llamar al seguro de Cigna, que no habíamos usado hasta el momento, para solicitar una cita con un ginecólogo y que le confirme la noticia. Pero desde Cigna cae la bomba: "no podemos organizarle una cita si usted está embarazada, su seguro médico no le cubre el embarazo".

Por hacerlo corto, la explicación es que en la póliza de seguros de Cigna hay una cláusula llamada "waiting period" de 10 meses para embarazos, que dice que tienes que ser cliente con más de 10 meses de antigüedad para que el seguro médico te cubra el embarazo. Es una cláusula habitual en seguros de salud para evitar fraudes con embarazos programados, en España se denomina "periodo de carencia".

A nosotros nadie nos había informado de la citada cláusula en ningún email ni cuando llamamos por teléfono, pero nos dicen que sí nos lo comunicaron en la llamada con el irlandés (no tenemos forma de comprobarlo). Pero, en cualquier caso, siendo clientes de Cigna desde hace más de 10 años, y habiéndonos asegurado en España y en Cigna Global que las condiciones eran las mismas, entendíamos que esa cláusula no se aplicaba a nuestro caso.

¿Cómo nos van a aplicar un waiting period de 10 meses si llevamos 10 años como clientes de Cigna? Tenía que ser un error.

Pues no, el error fue nuestro por confiarnos. Al habla con Cigna España nos dicen que nosotros ya no somos clientes de esa compañía, y al habla con Cigna Global nos dicen que para ellos somos clientes nuevos, y por tanto la antigüedad no cuenta. En resumen, que no cubren el embarazo de mi mujer, dejándonos sin cobertura médica en un país extranjero que no tiene Seguridad Social.

Y lo hacen tras haber tenido que pagar de forma anticipada 11.000 dólares por una póliza que además, como luego descubrimos, solo nos cubre urgencias hospitalarias siempre que te ingresen, pero no te cubre ninguna otra visita al médico. ¡Menos mal que la póliza era igual que la española! Pero la gracia no termina aquí.

Mientras intentaba por todos los medios convencer a Cigna España y a Cigna Global de que su interpretación era errónea y que como clientes antiguos debían cubrirnos, en paralelo se me ocurrió hacer una prueba: con mis mismos datos, me puse en contacto con el equipo comercial de Cigna Global, para exponerles mi caso: soy español, cliente de 10 años de antigüedad, me mudo a EEUU con mi mujer, y quiero saber si la nueva póliza que haría con Cigna Global me cubriría en caso de embarazo y se mantendrían mis derechos como cliente antiguo. La respuesta fue inmediata: ¡por supuesto que sí! Tengo guardado a buen recaudo un email del comercial asegurándome que no habría ningún problema, y que por supuesto que tendríamos cobertura de maternidad en un caso como el mío.

De nada sirvió: se lo expliqué a atención al cliente de Cigna y no le dieron ninguna importancia. Lo único que cuenta es el "waiting period" que figura en la póliza y que yo soy un "nuevo" cliente y no tengo ningún derecho. He esperado desde octubre hasta ahora, cuatro meses, antes de hacer público el caso, por si en algún momento la compañía se retractaba tras mis llamadas y mis mensajes.

Al final, tras mucho tira y afloja, y tras amenazarles con hacer público el caso, en Cigna España me ofertaron que si volvía a contratar su póliza en España el seguro nos cubriría la maternidad de mi mujer, siempre que fuera en España. O sea, que me ofrecían volver a pagar para poder tener cobertura en España, ¡pero yo ahora vivo en EEUU! Su excusa es que ellos no tienen nada que ver con Cigna Global, que son compañías distintas. Lo que no dicen es que son del mismo grupo empresarial al 100%, o que usan la misma marca, o que fue Cigna España la que nos envió a Cigna Global.

Así se las gasta esta compañía que, para más recochineo, promociona en su web sus magníficos "seguros de salud para expatriados y sus familias en todo el mundo". Hace falta tener caradura y ser hipócrita (por no decir algo más fuerte), cuando lo que están haciendo es engañar al personal, quedarse con un montón de dinero por la cara, y dejar en una situación de indefensión absoluta a una mujer embarazada y a su futuro hijo.

Por todo ello, pido a todo el que lea esto que le de la mayor cobertura y distribución posible, reenviando el texto a quien consideréis oportuno (y copiándolo si hace falta). También os animo a usar el lema #CignaBoikot en redes sociales para que nadie, ni particular ni empresa, vuelva a caer en las redes de esta gentuza.

jueves, febrero 23, 2012

GOOGLE TV APOYA OFICIALMENTE A RED KARAOKE

Hoy el equipo de Google TV nos ha comunicado que nuestra aplicación de Red Karaoke para su plataforma no solo está entre las apps destacadas en su Android Market, donde llevamos 2 semanas entre las 9 aplicaciones destacadas en la portada, si no que además la han seleccionado como aplicación de la semana. Así lo han comunicado en su cuenta de Twitter y en su Google +

También nos han invitado a publicar un post en su blog oficial, un honor normalmente reservado a grandes marcas y aplicaciones muy destacadas. En su día pasaron por aquí MSNBC, Pandora, Netflix o la app de la NBA entre los más conocidos. El post ya está publicado aquí

Ni que decir tiene que es un tremendo orgullo para todo el equipo de Red Karaoke, y un empujón de moral tremendo, que una empresa como Google apueste de este modo por nuestro trabajo. 

Para terminar, el equipo de Google TV nos ha regalado un mensaje impagable que os dejo aquí en forma de imagen. :)


VÍDEO DE LA CHARLA EN INICIADOR BILBAO

Y ya que estamos, y más vale tarde que nunca, publico también el vídeo de la charla que di el pasado junio (2011) en Iniciador Bilbao, con la invitación de Txente Boraita y Julio Usandizaga, con los que además disfruté comiendo uno de los mejores txuletones de mi vida.

La charla en Bilbao, tal y como me pidieron, versó sobre mi historia como emprendedor, que empezó a los 17 años creando un club de ajedrez gracias al patrocinio de Lanas Stop. Anda que no ha llovido desde entonces... ;)

VÍDEO DE LA CHARLA EN INICIADOR SILICON VALLEY

El jueves 16 de febrero tuve el placer de participar en mi tercer Iniciador, en esta ocasión en la edición de Silicon Valley, gracias a la invitación del gran Xavier Verdaguer. Estuve hablando con él durante un poco más de una hora de lo divino y lo humano. O, más concretamente, hablamos de emprender, de cómo están las cosas en España, de los políticos, de las oportunidades que ofrece Silicon Valley y de las dificultades que presenta, hablamos del aspecto personal de emigrar para emprender, de buscar financiación aquí y allá...

Pero mucho mejor que contarlo con un rollo de texto es dejaos con el vídeo íntegro de la charla. Espero que lo disfrutéis, y aprovecho para dar las gracias de nuevo a Xavier por la invitación.

Iniciador Silicon Valley con Miguel A. Díez Ferreira from Xavier Verdaguer on Vimeo.