lunes, agosto 08, 2011

POR QUÉ ME VOY A SILICON VALLEY

Desde que empecé a contar públicamente mi decisión de irme a vivir a Silicon Valley, me he encontrado con multitud de reacciones muy curiosas. Da la sensación de que algunas personas solo son capaces de ver el mundo desde su propia posición pre-establecida, y todo lo filtran a través de ese tamiz, como una forma de reafirmar sus puntos de vista. De ahí que haya creído oportuno aclarar las razones de mi marcha con este texto.

Y es que en vez de preguntarme por las razones de mi marcha, se me ha acusado de forma directa o indirecta de huir de la crisis en España antes de que nos intervengan, de marcharme para no tener que aguantar el probable futuro gobierno del PP tras las elecciones, de escapar de una supuesta ola de inmigración "que está destruyendo la patria", de irme para dar un "pelotazo", de creer que Silicon Valley es la tierra prometida y que solucionará todos los problemas de mi empresa y mil zarandajas más. Hasta me han dicho que si me voy a buscar trabajo allí, abandonando Red Karaoke. :o

Y no. Nada de eso es cierto. Para empezar, debo aclarar que no me voy a vivir allí para siempre. Mi idea es estar en San Francisco un año y, una vez cumplidos mis objetivos, volver a España que es el país donde realmente me gusta vivir.

Y no, tampoco me voy por razones externas como la situación política o económica. Y mucho menos me voy porque crea que Silicon Valley va a solucionar los problemas de mi empresa o por que sea la tierra prometida o un nuevo "El Dorado".

Me voy, sencillamente, porque hemos detectado una oportunidad para Red Karaoke, y es mi responsabilidad conseguir lo mejor para mi empresa y hacerla crecer.

Mis objetivos allí son claros: conseguir acuerdos globales para distribuir nuestras aplicaciones y servicios de karaoke online en todo tipo de dispositivos y plataformas, empujar nuestra presencia en Estados Unidos instalando una oficina allí, darnos a conocer más y mejor entre el sector online de EEUU, ganar más presencia en medios internacionales para consolidar nuestro liderazgo mundial y, quizá, buscar nuevos inversores para llevar nuestro proyecto a una nueva dimensión.

Red Karaoke lleva cuatro años en el mercado. Cuatro años muy duros en los que hemos cometido muchos errores hasta encontrar el modelo de negocio adecuado. Cuatro años de construcción de producto y marca, de inventar una nueva categoría de negocio que no existía antes de nuestro lanzamiento, y de esperar el momento idóneo para dar el gran salto que siempre tuvimos en mente.

Estoy convencido de que ese gran salto también se puede dar desde España. De hecho, desde aquí hemos empezado a darlo, creando el servicio de karaoke online líder en todo el mundo, cerrando acuerdos globales con algunos fabricantes de televisión, y preparando nuevos y prometedores productos que verán la luz en septiembre.

Pero aunque es posible hacerlo desde aquí, hay que reconocer que es mucho más difícil. España no está aún en el mapa de la innovación mundial en Internet. No es una referencia, y convencer a empresas de Asia o EEUU de trabajar con una pequeña startup española de Internet no es tarea sencilla, aunque tengas un buen producto que ofrecer.

La realidad se impone, y resulta más sencillo intentarlo desde el corazón del mundo digital, desde el sitio donde están las grandes compañías de Internet, desde el lugar donde se hacen los grandes acuerdos, las más grandes inversiones y donde radican los medios de comunicación de alcance global. Ese sitio, nos guste o no, es Silicon Valley. Para una empresa digital tener una oficina allí es como un sello de garantía de que vas en serio, y de que realmente estás presente en los grandes mercados y eres ambicioso.

Obviamente, eso no es nada si luego no demuestras lo que vales. Pero lo que sí ofrece Silicon Valley es que tendrás la oportunidad de intentarlo. Algo que no siempre ocurre en España, donde las grandes empresas y los medios de comunicación son muchísimo más reacios a escuchar y dar oportunidades a nuevos proyectos, especialmente si son españoles. En España importan más tus contactos, tu agenda y tus relaciones que tu producto. Justo al revés que en Silicon Valley.

La pregunta a hacerse sería por qué considero que ahora es el momento de intentarlo, y no antes o después. La razón, en nuestro caso, es por que ahora es cuándo hemos considerado que tenemos un producto y un modelo de negocio probados y lo suficientemente atractivos para competir a nivel global. Y el hecho de que creo que ha llegado el momento de la popularización masiva de la televisión conectada, y ahí Red Karaoke tiene mucho que decir.

Pero aparte de todo eso, antes de tomar una decisión de este tipo, teníamos que cerciorarnos de que realmente tenemos el potencial suficiente para competir en un entorno fuera de nuestra zona de confort y de alta exigencia como Silicon Valley. Instalarse allí es complejo y caro, y no queríamos lanzarnos sin red.

Por eso estuve en San Francisco en abril, con un viaje organizado por ICEX, Red.es y aDigital, y la recepción a Red Karaoke fue increíblemente buena: ganamos una competición de startups, se nos acercaron varios inversores interesados en entrar en una hipotética 2ª ronda de financiación, tuvimos múltiples reuniones con partners potenciales... en general, encontré más interés allí en una semana, sin tener contactos previos, del que hemos conseguido aquí en 1 año.

Por todo ello, creo que es el momento de intentarlo. Sé que no será fácil, porque ir a Silicon Valley es como jugar en la Champions League de los negocios digitales y el nivel de exigencia es máximo y la competencia durísima, pero creo que el potencial de negocio que tenemos merece la pena asumir ese riesgo y realizar el tremendo esfuerzo económico y personal que supone una decisión así.

Ya solo quedan días. Ahora toca cruzar los dedos y trabajar duro para que todo salga bien. :)