lunes, octubre 25, 2010

GRACIAS PILAR

Cuando mi hermano y yo decidimos lanzarnos a desarrollar el primer karaoke online del mundo, ya sabíamos que cantar es una potente forma de terapia que puede ayudar a mejorar a los enfermos en situaciones de estrés y/o depresión. Y aunque ése no era uno de los objetivos de Red Karaoke, porque nuestro foco es el ocio, sí teníamos presente desde el inicio que nuestro proyecto podía aliviar las penas de muchas personas y ayudarles en algunos aspectos de su vida, además de ser una fantástica forma de entretenimiento.

Sabíamos que tener un karaoke online al que se pudiera acceder desde casa, facilitaría la vida a las personas que, por distintas razones, no tenían cerca un bar de karaoke o no podían o querían desplazarse a uno. Pero nunca imaginamos hasta dónde podía llegar la labor terapeútica de nuestro karaoke online.

A lo largo de estos años nos han contactado y contado su historia muchas personas. La mayoría de ellos con problemas personales de tipo psicológico, casi siempre depresión o estrés, pero también hemos tenido casos de agorafobia o fobia a las multitudes o a mostrarse en público. Problemas que se han superado en gran medida gracias a cantar en nuestra web. Pero lo de hoy me ha dejado fuera de juego. 

He tenido la fortuna de hablar por chat con una usuaria de la página, una mujer de 48 años que me ha contactado para darnos las gracias por haber creado el site. Esto aquí todo normal, pero mi sorpresa ha sido cuando me ha explicado que Red Karaoke le ha ayudado mucho en su lucha contra el Parkinson, y que de hecho hay un grupo cada vez más amplio de afectados por esta enfermedad que utilizan nuestra web para divertirse y hacer amigos y, al tiempo, para mejorar de su dolencia.

A pesar de que mi abuela paterna padeció la enfermedad, yo no sabía que el Parkinson afectaba de forma importante a la voz y a la vocalización, por lo que cantar de forma regular resulta de gran ayuda a los que lo padecen. De hecho, no es difícil encontrar información al respecto en la Red, como en este ejemplo de un coro de enfermos de Parkinson en Navarra.

Yo no creo que cantar sea la medicina perfecta, como asegura este texto, pero mensajes como el de esta usuaria de nuestra web reafirman mi determinación por llevar este proyecto a buen puerto. Por historias como la de Pilar merece la pena todo el esfuerzo. Por eso, Pilar, soy yo el que te debe algo. Gracias Pilar.

1 comentario:

Alba R. Santos dijo...

Bonita historia. Años después veo que el objetivo se sigue cumpliendo con creces. Un beso compañero!!