lunes, junio 22, 2009

LAS GRANDES MENTIRAS DE LA PUBLICIDAD ONLINE (V): LOS BANNERS NO SE VEN

Esto de que los banners no se ven es una de esas afirmaciones que todo el mundo en el sector da por cierta y, sin embargo, los datos se empeñan en refutar. Y ahí están los últimos estudios de IAB para demostrarlo con afirmaciones como éstas: "el 75% de los banners estudiados recibió impacto visual de, al menos, el 50% de los usuarios analizados"; "Ocho de cada diez encuestados (79%) recuerda alguna campaña de publicidad gráfica online en alguno de los formatos sugeridos, citando la marca anunciada".

Vamos, que esto de que los banners no se ven es otra de las grandes mentiras de la publicidad online. Pero es una mentira muy práctica si lo que se quiere es tirar los precios por impacto, u obligar a los soportes a aceptar modelos publicitarios basados en CPC, CPL, CPA, etc..

Aunque bueno, siendo sinceros, si es verdad que los banners de tamaños estándar, que siempre están en las mismas posiciones, y que utilizan creatividades y diseños hechos por el becario de turno, no funcionan del todo bien y generan una cierta ceguera en el usuario. Pero es lo mismo que ocurre en otros medios, y nadie se lleva las manos a la cabeza: la gente hace zapping en radio y televisión, y pasa las páginas del periódico o la revista sin ver la publicidad... excepto si hay una buena campaña, con una buena creatividad: ahí la cosa cambia, y la campaña puede ser efectiva. Con los banners ocurre exactamente lo mismo.

Un problema adicional con los banners, es que los anunciantes tienden a hacer campañas solo en grandes medios, sin segmentación y sin pensar en el público al que realmente se dirige su campaña. Esas macrocampañas en sitios como ElMundo.es o Terra es matar moscas a cañonazos (como en medios tradicionales, por otro lado), cuando se podría tener campañas mucho más efectivas si se recurriera a soportes adecuados para la campaña a realizar.

Y lo bueno es que en la Red, además de banners, hay otros muchos formatos publicitarios que sí obtienen un gran impacto en el usuario, como la publicidad de vídeo, las acciones especiales (concursos, juegos...), los banners especiales (con formatos nuevos que el usuario no ha visto), las apropiaciones... La versatilidad es enorme, solo tiene el límite de la creatividad. Y, en cualquier caso, estos formatos especiales combinados con una buena campaña de banners con segmentación pueden ser un apoyo excelente a modo de recordatorio. El problema, al final, no son los banners, sino cómo se utilicen.

Y es que esto de demonizar al formato publicitario no deja de ser otra variante de la culpabilización del medio que ya comentaba en el tercer artículo de esta serie: si la campaña no funciona, en Internet la culpa jamás será del cliente o de la agencia creativa, sino del medio (Internet), del soporte o incluso del formato (el banner).

Este artículo forma parte de la serie "Las grandes mentiras de la publicidad online". Pronto nuevas entregas y, mientras tanto, consulta el resto de artículos de la serie aquí.

1 comentario:

clondans dijo...

Llevo un rato leyendo los artículos sobre publicidad en Internet, y la verdad...comparto algunas cosas, pero en otras discrepo.
El problema, como puede verse en este artículo mio:

http://clondans.wordpress.com/2009/09/26/las-falsas-promesas-de-la-publicidad-2-0/

es que en su momento se prometió más de lo que se podía cumplir. Y por eso hay mucha gente incrédula en cuanto a las posibilidades de la publicidad en Internet (que las tiene, evidentemente).

Un saludo.