sábado, mayo 09, 2009

LAS GRANDES MENTIRAS DE LA PUBLICIDAD ONLINE (I): LA PUBLICIDAD ONLINE NO ES UN BUEN NEGOCIO

En el mundo de la publicidad online se mueven muchísimos intereses, hay muchos actores participando, y cada cual cuenta la película según le va a su propio negocio y según la verdad que le interesa imponer.

Entre los actores principales están los clientes de la publicidad online, interesados en obtener más por menos dinero. Están las centrales de medios, cuyo objetivo es maximizar su beneficio como intermediario con el cliente, tratando al tiempo de mantener el control absoluto del mercado publicitario en la Red del mismo modo que ya hacían con los medios tradicionales.

Luego vienen, por supuesto, las redes publicitarias y agencias comerciales, que intentan sacar la mayor tajada posible asumiendo los mínimos riesgos, y con el menor trabajo posible como buenos intermediarios.

Y finalmente están los soportes donde se verá finalmente la publicidad, dentro de los cuales el batiburrillo es inmenso y los intereses creados también diversos: no tiene la misma visión del mercado la versión online de un medio tradicional (ElPais.com, por ejemplo), que tiene un potente equipo comercial y estrechas relaciones con centrales y clientes, que un blogger de éxito o una gran red social, o un proyecto que acaba de nacer. Todos ellos tendrán enfoques distintos, vías de ingresos diferenciadas dentro de lo que es la propia publicidad online, y en muchas ocasiones intereses encontrados porque todos compiten por el mismo pastel.

Así, unos y otros, tirios y troyanos, persas y asirios, tratan de influir de un modo u otro en la evolución futura de la publicidad online, casi siempre tratando de arrimar el ascua a su propia sardina, y en otras ocasiones haciendo afirmaciones sesgadas, incompletas o directamente falsas, sea por interés o por puro desconocimiento.

El caso es que todo ese ruido, toda esa discusión constante, todos los artículos, comentarios, etc., que se van publicando en unos sitios y otros, han terminado por generar una serie de lugares comunes, una serie de supuestas verdades absolutas que la mayoría asume como ciertas en relación a la publicidad online. Unos lugares comunes muy, muy peligrosos, básicamente porque proceden de fuentes intoxicadas o mal informadas, y porque son radicalmente falsos.

Ahí están, son las grandes mentiras de la publicidad online. Me he propuesto desmentirlas en una serie de artículos que iré publicando a lo largo de toda la semana. Hoy empezamos con la primera mentira, muy escuchada en los últimos tiempos:


La publicidad online no es un buen negocio
¿De verdad hay alguien que se pueda crecer esta tontería? Veamos simplemente algunos datos: la publicidad online ha hecho de Google la empresa más conocida del mundo y una de las más rentables. La publicidad online en el Reino Unido ha superado ya, en volumen de negocio, a la publicidad en prensa, revistas, radio, exterior, cine... y según parece le queda muy, muy poco para superar también a la televisión. Sin embargo, no veo artículos diciendo que la publicidad en radio no es un negocio, o que la publicidad en vallas tampoco lo es.

En España, aunque llevamos mucho retraso, los últimos datos publicados por Infoadex relativos a 2008 (ver PDF) dicen que la publicidad online fue la única que creció (un 26,5%), y alcanzó los 610 millones de euros, lo que supone un 8,6% del total de la inversión publicitaria en medios convencionales. Creo que son unas cifras más que respetables que demuestran claramente que negocio hay. Y eso sin contar lo que nos queda por crecer, que en los próximos años seguirá siendo mucho.

Otra cuestión bien distinta es quién y cómo hace negocio con esa publicidad. Lo que es cada vez más obvio es que hay demasiados soportes, demasiados sitios donde hacer publicidad, y al producirse un reparto del volumen total entre un mayor número de jugadores, lo que le queda a cada uno da para poco. Esto no supone que no haya negocio, sino que en la Red resulta más difícil hacer un GRAN negocio como los que se hacen en televisión o se hacían en la prensa o la radio.

Hay quien todavía no ha entendido que el negocio publicitario en la Red es un negocio de volumen, un negocio de audiencias masivas. Sólo con audiencias millonarias (y hablo de millones de usuarios, no de millones de páginas vistas) es posible ganar mucho dinero en la Red. Si tengo un tráfico de 100.000 usuarios únicos al mes, por mucha influencia que tenga y por muy bueno que sea mi contenido, no puedo pretender ganar millones de euros.

Y, aún así, aún siendo difícil, veremos en los próximos años proliferar estos grandes negocios online, por varias razones: la primera, y más obvia, porque el trozo de pastel será cada vez más grande, porque esos 600 millones de euros en tres o cuatro años serán 1.200 o 1.500.

También se está produciendo una caída constante de los costes de producción de sitios web, el ancho de banda, etc.. Ya no es necesario gastarse 10 millones de euros en un CMS o gastarse 300.000 en un foro, cuando hay licencias gratuitas o muy, muy baratas. Hoy en día, con una licencia de 200 dólares consigues un foro de alta calidad con un estupendo backoffice. Así, los márgenes cada día serán mejores al tener menos costes tecnológicos y, por tanto, el negocio será mucho mayor aún cuando recibiéramos la misma inversión.

Por último, creo que la publicidad online aún está por desarrollar. La publicidad en la Red aún vive en el mundo del banner, heredado de los medios tradicionales (no es otra cosa que un faldón de periódico en el que se puede hacer clic) y, por tanto, con muchas limitaciones. En los próximos meses y años veremos (ya estamos viendo) nuevos formatos publicitarios con un enorme impacto en el público potencial, con segmentación de verdad (hoy en día esto apenas se hace, es una falacia más de la que ya hablaremos), y con unos resultados que harán que los clientes aumenten sus inversiones de forma importante.

Me refiero a la publicidad de branding y a la publicidad local sobre todo, donde aún queda muchísimo espacio por crecer. Donde quizá ya no se crezca tanto es en la publicidad CPC tipo Adsense, pero hay otros mundos donde es posible hacer mucho dinero. Llegará el momento donde pasaremos de campañas de 20.000 o 40.000 euros para una macrocampaña de branding a campañas de millones de euros, algo que ya ocurre en Reino Unido o en Estados Unidos. Un buen ejemplo es la campaña de 1 millón de dólares realizada en MySpace, que por cierto obtuvo unos resultados excepcionales con un retorno del 28% para el cliente. Y eso que la gente no hizo clic ni visitó apenas la página del cliente. ;)

El que dice que la publicidad online no es negocio o está ciego, o tiene una visión muy limitada o muy cortoplacista, o simplemente lo hace por intoxicar y tratar de mantener a la publicidad en otros ámbitos alejados de la Red. Próximamente, más capítulos...

3 comentarios:

Francisco Miranda dijo...

Totalmente de acuerdo.

Si en España hay dos revistas de viajes, en Internet hay tropecientos blogs compartiendo una tarta publicitaria minúscula que no da para nada.

El día que desaparezcan los banners la publicidad en internet empezará a diferenciarse de la habitual en prensa y televisión.

Anónimo dijo...

yo tb estoy de acuerdo, además veo importante distinguir entre la publicidad efectiva y la que sólo molesta al usuario, las empresas han aprovechado internet para invadirlo con su publicidad, para mi la efectividad no está clara. a ver que os parece esta web www.quieroserelprimero.com

Miguel Angel Ivars Mas dijo...

Plas Plas, se puede decir más alto pero no más claro Miguel Angel.

Solo remataría como bien has dicho que la inversión va a Internet, que el branding es el futuro, que los intermediarios que no aportan valor acabaran por desaparecer poco a poco, y que a pesar de que hay dinero para la publicidad en Internet, hasta ahora solo era para Google, pero esto está cambiando y todos nos beneficiaremos de que se desmonopolice.

En lo único que no estoy deacuerdo contigo es en el tema del banner, creo que tiene su lugar correctamente usado y especialmente en los blogs, pero pronto veremos nuevos formatos que van a ir llegando y medida que avancemos nos especializaremos buscando soluciones adecuadas a cada necesidad.

Hablamos si quieres en un tiempo a ver cuanto nos hemos equivocado, ok? ;)