lunes, diciembre 29, 2008

LA FINANCIACIÓN, DIFÍCIL PARA TODOS

Estos días, por diversas circunstancias, he tenido varias conversaciones que me han confirmado lo difíciles que se han puesto las cosas en la búsqueda de financiación, tanto para particulares como para empresas.

El sábado, por ejemplo, una persona que trabaja en control de riesgos en Finanmadrid, la entidad de CajaMadrid que se ocupa de dar créditos para la compra de vehículos de automoción, me aseguró que han endurecido enormemente las condiciones para la concesión de créditos, y que han recibido órdenes expresas de no financiar a personas con menos de 15.000 euros de ingresos anuales. Y aún peor, que no pueden aprobar ningún crédito a ningún inmigrante (los llaman TRs, personas con Tarjeta de Residencia), independientemente de sus ingresos o de si tienen avales o no, e independientemente de si son de la Unión Europea o de cualquier otro sitio: no se dan créditos a inmigrantes, y punto.

Es decir, que no dan crédito a las personas que más lo necesitan, y que encima toman una decisión que me parece claramente discriminatoria (quizá incluso ilegal) respecto a uno de los sectores más desprotegidos, los inmigrantes. Desde luego, entiendo que los bancos y cajas tengan que proteger sus intereses y conceder créditos solo a los que puedan devolverlos, pero este tipo de decisiones me parece que rebasan con mucho esa protección. De hecho, si se hubiera controlado más a quién se daban hipotecas y créditos no estaríamos donde estamos ahora. :(

Por lo que respecta a las empresas, imagino que la situación con cajas y bancos es similar, y no hay dinero para casi nadie. Así que una opción, sobre todo si necesitas una gran inversión, sería acudir a los fondos de capital riesgo.

Sin embargo, hablando el otro día con uno de ellos, me decían que la situación es muy complicada para los fondos en este momento, y que prácticamente ninguno de ellos (siempre hay excepciones, claro) tiene intención de invertir en nuevas compañías durante 2009.

Las razones que me dieron son variadas y tienen mucho sentido, pero hay dos fundamentales: en primer lugar, la falta de liquidez en los mercados hace que muchos fondos no dispongan del capital necesario para llevar a cabo nuevas inversiones; y en segundo, los fondos que tienen dinero lo reservan para apoyar, en caso necesario, a sus empresas participadas con problemas de liquidez.

La máxima de los fondos en este momento vendría a ser "virgencita, virgencita, que me quede como estoy" y pueda salvar a la mayoría de mis participadas de este vendaval, ya que quien más quien menos tiene un par de compañías en concurso de acreedores y similares. Y claro, en esta situación, a los dos problemas mencionados se añade un problema de recursos y tiempo: su foco está en ayudar al máximo a las empresas con problemas, y eso apenas deja tiempo para buscar y analizar nuevas inversiones.

Quizá otra opción para las empresas sería acudir a la financiación pública con CDTI, Enisa y entidades de crédito similar, pero también me han chivado que las cosas en la Administración (en todas ellas) no están para tirar cohetes: se acumulan los retrasos incluso en pagar los créditos concedidos previamente, que llegan tarde y mal a las empresas. El problema, de nuevo, es la falta de dinero, la propia Administración se las ve y se las desea para cumplir sus compromisos. Esto lo saben bien todas las empresas y autónomos que trabajan para las distintas administraciones, con retrasos en los cobros de más de 6 meses en muchos casos.

En resumen, que la cosa sigue mal, muy mal, para buscar financiación. Y pinta que durante 2009 no va a ir a mejor. :( (Lo que no quita para que yo siga siendo optimista en relación a los negocios online)

1 comentario:

Octavio Rojas dijo...

Y es curioso que son los inmigrantes los que más gastan (y eso se puede demostrar en la compra de pisos, coches, etc.), porque tienen la obligación de hacerlo al llegar "sin nada" a su nuevo país.

Lo que es una contradicción viendo cómo dieron dinero a tutiplén a empresas inmobiliarias que ahora no pueden devolver... o, peor, que bancos y cajas tienen problemas de liquidez por su propia mala gestión.

El mundo al revés.