viernes, mayo 09, 2008

INTERNACIONALIZACIÓN, PASO 1º: EL ANÁLISIS ESTRATÉGICO

Una de las ventajas que siempre se mencionan de las empresas online es su capacidad para llegar a un público global gracias a Internet. Pero esa globalidad es muy relativa: te limita el idioma que elijas para tu proyecto, te limita tu presencia en el mercado en el que estés, los contactos que tengas, la competencia que tengas en otros países, tu capacidad para hacer marketing fuera de tu mercado, el personal que puedes contratar, tu oferta comercial, la legislación...

Te limita incluso Google, que una vez identifica tu página como perteneciente a un determinado país (por tu dominio, el hosting que utilizas, el idioma y hasta los links que apuntan a tu página), no te permite posicionarte en otros mercados en los resultados de búsqueda y, por tanto, es como si no existieras fuera de tu país. Red Karaoke aparece en primer lugar al buscar "karaoke" en Google.es, pero en Google.com es como si no existiéramos (de momento). Una cosa es que la gente pueda entrar en tu página, y otra muy distinta que lo haga.

Así que la internacionalización de una empresa online no es algo baladí: como en otros negocios, exige enormes esfuerzos en todos los aspectos, conlleva aparejados muchos riesgos, y suele necesitar de una inversión muy importante que ayude a evitar los obstáculos, abra puertas y engrase relaciones. ;)

Por todo ello el primer paso para cualquier empresa online que quiera lanzarse a la conquista de nuevos mercados debe ser siempre el mismo: analizar estratégicamente la conveniencia o no de internacionalizar. Hay que preguntarse muchas cosas: ¿qué puedo ganar y perder en caso de intentarlo? ¿Tengo un producto, servicio o contenido que pueda ser interesante fuera de España? ¿Qué ventajas tengo sobre mis competidores en otros países? ¿Tengo el equipo y los recursos para acometer el proyecto o puedo conseguirlos? Y sobre todo: ¿tengo ganas de meterme en este follón? Pregunta clave donde las haya, ¡vive dios! ;)

En el caso de Red Karaoke todo esto nos lo planteamos antes incluso de comenzar los desarrollos en 2005. Cuando tuvimos la idea no existía un solo karaoke online en el mundo, por lo que no había competencia y el camino estaba despejado. Además, el karaoke y la música son universales (en contra del contenido escrito o del vídeo, que exigen laboriosas y costosas traducciones y/o doblaje), así que lanzarse a un proyecto global tenía sentido. A eso se unía que una de mis ambiciones personales siempre había sido la de demostrar que desde España se podían hacer servicios online tan competitivos como los de cualquier otro país.

De hecho, nos planteamos seriamente la opción de lanzar en inglés antes que en castellano. No lo hicimos porque eso hubiera implicado al inicio mucho más trabajo, más costes, más riesgos, etc.. Preferimos hacer todas las pruebas del producto y del modelo de negocio en un mercado que conocíamos y controlábamos, y en el que teníamos contactos. Los experimentos, mejor en casa y con gaseosa. ;)

Una vez comprobado el éxito en España y afinado el producto para hacerlo más competitivo, volvimos a analizar si debíamos internacionalizar. Vimos que la competencia seguía siendo muy escasa y con poco éxito, que sus productos online seguían estando a años luz del nuestro, y que la oportunidad de liderar el mercado a nivel global seguía ahí. Teníamos un producto probado, una competencia débil, un público objetivo enorme e identificado, el equipo para llevarlo a cabo y la ambición y las ganas de arriesgarnos. Sólo nos faltaba el dinero, pero tras unos pocos meses de búsqueda encontramos también el socio que aportase el capital.

Así que nos lanzamos al abismo, y en eso estamos. Siguiente paso: vamos a ser una multinacional pero, ¿a qué países y en qué orden debemos atacar?

Nota: este artículo pertenece a la serie sobre "La internacionalización de una empresa española".

No hay comentarios: