jueves, enero 26, 2006

Google contra todos

En los últimos meses Google está desarrollando una estrategia que asusta a muchos (reconozco que a mí lleva años dándome terror, especialmente desde el lanzamiento de Gmail), y que en los últimos días puede llevar directamente al pánico a los gestores de muchos sitios online. No es ya que Google quiera ostentar el monopolio de las búsquedas: es que directamente quiere sustituir a Internet para los usuarios. O al menos a muchos medios y servicios online. En resumen: la antigua estrategia de gran portal, pero reformulada y multiplicada por mil.

Y es que Google se está metiendo, uno tras otro, en un montón de negocios que poco o nada tienen que ver con su aspiración original de solucionar los problemas de búsquedas de los usuarios. Tras su acuerdo con el Gobierno chino para censurar contenidos en aquel país, pocas dudas pueden quedar de que su "Don't be evil" no ha sido otra cosa que una genial estrategia de marketing. Gracias a esa frase ha conseguido que le apoyen de forma incondicional muchos líderes de opinión en la Red, periodistas, etc., pero eso puede estar a punto de acabar.

Lo último de los chicos listos de Internet es ofrecer, directamente en los resultados de búsqueda, contenidos y servicios que harán a los usuarios quedarse en sus páginas, evitando la molesta necesidad (para Google) de visitar otras páginas web.

Primero fue Google Local, que combina resultados de búsqueda propios de Google con información de páginas amarillas, callejero, opiniones de usuarios (que otros han recopilado), información adicional (también de otros), etc.. Esa combinación, que mezcla servicios propios de Google con contenidos de terceros, lleva a que para la mayoría de los usuarios no sea necesario en absoluto ir a ningún otro sitio a buscar información.

Si cuando busco un restaurante, Google Local me da la dirección, teléfono, mapa y callejero, si acepta tarjetas o no y cuáles, horarios de apertura y cierre, festivos, el tipo de comida que ofrece, el barrio y hasta el metro, tren o autobús más cercano... ¿qué queda? Ah sí, los comentarios de críticos y usuarios: el problema es que Google Local los recoge todos, los ordena, saca la media y me muestra dos o tres líneas de todos y cada uno de esos comentarios. Así pues, con toda esa información, ¿para qué demonios necesito salir de Google? Ahora pensemos en hoteles, tiendas, gimnasios, talleres... Si esto sigue así, ¿para qué necesitarán esas empresas tener página web propia? Con anunciarse en Google será suficiente.

Pero hoy (al menos yo lo he descubierto hoy) Google ha dado un paso más. Ahora Google hace lo mismo con libros, películas y discos. Y utiliza, una vez más, algunas migajas del contenido de terceros para montar un servicio imbatible y realmente barato para el propio Google. Aquí van algunos ejemplos:

Si busco "The Chronicles of Narnia san francisco", el buscador me enseñará información sobre la película ¡¡y una completa cartelera de esa ciudad, con direcciones, mapas, horarios, etc.!! Por supuesto todo ello sin salir del buscador. Pero va más allá y recoge también un bonito resumen de todas los críticas de diferentes diarios sobre la película, ofreciendo de nuevo una media de la puntuación de la película realizada por los distintos críticos (a los que pagan sus diarios, no Google), e incluso organizando las críticas por positivas, neutrales y negativas. Además, claro, nos da el título y dos o tres líneas de cada crítica. Lo que en muchos casos resulta más que suficiente para los usuarios que, una vez más, no habrán necesitado salir de Google. Pregunta capciosa: ¿qué ocurrirá cuando esto se enlace con Google Video y el usuario pueda incluso ver la película sin salir del buscador?

Si lo que busco es "The Chronicles of Narnia", además de los resultados anteriores sobre la película me salen también resultados de libros. Y ahí sí que ya Google se destapa del todo, mostrando títulos, foto de portada, autor, temática, número de páginas ¡¡y las propias páginas escaneadas de miles de libros!! Todo ello consultable sin salir de Google que, eso sí, ofrece la opción de comprar el libro físico en algunas tiendas (que imagino estarán bien seleccionadas y que pagarán, tarde o temprano, por estar ahí).

En cuanto a la música y los discos, ya lo ha contado Pixel y Dixel muy bien. Sólo faltaría añadir que Google, efectivamente, ha lanzado un buscador específico de música, al estilo de lo ya visto con cine y libros:

http://www.google.com/musicsearch?q=madonna
http://www.google.com/musicsearch?q=metallica

Y como no podía ser de otro modo, Google ¡¡vende música!! Es decir, se convierte en el sitio donde buscar canciones presentes en iTunes y en otras tiendas online de canciones, a las que redirige el tráfico. El problema obvio es que sin acuerdo con Google (y sin pasar por caja, supongo), tu tienda de música no saldrá en el listado.

En fin, yo no sé si Google tiene un plan para dominar el mundo (PDM), pero desde luego sí parece tenerlo para dominar Internet. Si le dejan, porque me pregunto cuál será la reacción de todas las empresas a las que afectan estos movimientos de Google.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Por primera vez visito tu página y me parece interesante por demás lo que comentas. Pero, Google ha dado un pasito más y poco a poco se mete en nuestros propios computadores con su nuevo Toolbar, que permite clasificar todo lo que tienes en tu ordenador. Mas aun, medios alternativos en los EEUU han comentado que la estrategia de Google es que si no puede clasificar la informacion en tu ordenador, lo borra.

Ana

Anónimo dijo...

La única manera de luchar contra la política monopolizadora de Google es boicotear Google.
Parece mentira que en España no estemos escarmentados con los monopolios.
Salimos de Telefónica y ahora toma Google.
Y los únicos que pueden ayudarnos son los medios clásicos de comunicación. Publicando nuevas opciones y otros buscadores en España que si los hay.

Anónimo dijo...

A ver que os parece este sitio
http://www.classicyellowpages.com/SPAIN/index.html
Son unas páginas amarillas artesanales aún sin contenido, pero esperamos que pronto al menos en España sirvan para buscar productos y servicios con unos resultados muy ajustados al criterio de búsqueda.
Son la nueva competidora de Telefónica o TPI