sábado, enero 22, 2005

CAMBIO DE TERCIO

Como saben mis sufridos lectores, no actualizo esta bitácora desde hace más de dos meses. Un pecado teniendo en cuenta que la mayoría de los "bloggers" (horrenda palabra, la Real Academia debería buscar una alternativa antes de que se asiente en nuestro idioma) actualizan sus bitácoras a diario o incluso varias veces al día. Bueno, al menos lo hacen los bloggers profesionales.

Algún día volveré sobre esto de la profesionalidad de los "bloggers", porque es un tema la mar de interesante y sobre el que veremos cambios interesantes en breve.

Pero yo venía diciendo que no actualizo mucho mi bitácora. Y, como de costumbre, tengo una excusa que ofrecer: he cambiado de trabajo. Y os aseguro que un cambio así genera mucho estrés y no te deja tiempo para nada.

Desde el 10 de enero ya no trabajo como Director de Contenidos de Yahoo! España. Desde ese día soy el responsable de contenidos de Internet de Vocento, un nuevo puesto en la estructura corporativa de este grupo de medios.

Seguramente muchos se preguntarán qué es Vocento y qué tiene esta gente en la Red. Para eso lo mejor será visitar la página corporativa de la compañía, en la que se puede ver quiénes son y lo que hacen y qué tienen en la Red.

Y hablando de Vocento...
Precisamente porque no actualizo mucho mi web algunos recordarán uno de mis comentarios, publicado hace justo un año y titulado "La estrategia en Internet de Vocento". En él comentaba con sorpresa la aparente falta de estrategia de este gran grupo de medios en la Red.

Ahora, un año después de la publicación de aquel comentario, Vocento me ha arrojado un guante y yo he aceptado el reto: me tocará ayudar a enderezar la nave desde dentro, y no como un simple crítico externo al que ni le va ni le viene. Será un trabajo titánico pero muy atractivo, y ojalá dentro de un año los resultados estén visibles y hayamos conseguido cambiar la situación entre todos.

Lo único que me apena de este cambio de tercio es haber dejado atrás al magnífico equipo de Yahoo! España, donde dejo grandes amigos y unos logros de los que me siento tremendamente orgulloso. Pero la vida sigue, ¿verdad? ;-)

¿Comentarios?

No hay comentarios: