martes, septiembre 16, 2003

SE CONSUMA LA FUSIÓN DE WANADOO Y ERESMAS

Tal y como dije hace tan sólo tres meses, cuando Wanadoo y eresMas estrenaron su flamante nuevo diseño compartido, la suerte de eresMas estaba echada. Era sólo cuestión de saber cuanto tiempo iba a esperar Wanadoo para absorser totalmente al antiguo competidor, convertido en un simple mirror del propio Wanadoo.

El acto final de la fusión se ha consumado hoy, prácticamente un año después de la compra de eresMas por Wanadoo, con la desaparición efectiva del portal que perteneció a Retevision. El portal pequeño (al menos en cuanto a audiencia) se comió al grande, y lo ha engullido sin temor, dilapidando de paso una marca que costó muchos miles de millones construir (Servicom y RedesTB, Iddeo, Alehop, luego eresMas...).

Cabe preguntarse si ha sido una decisión correcta. eresMas tenía (tiene) más audiencia que Wanadoo, tenía una marca mucho más fuerte y reconocida, y se consideraba como un portal 100% español. Wanadoo tiene una marca pésima para España, no es una marca fuerte en nuestro país, y para colmo es una marca totalmente extranjera y vista como tal por la audiencia.

Por supuesto, la compra de eresMas por Wanadoo no buscaba tanto la fuerza de su marca y su audiencia como portal como sus usuarios de ISP, pero me parece absurdo tirar por la borda de una manera tan radical el trabajo de tantos años. Sólo puede concebirse algo así en una empresa que no cree en el negocio de los portales. Y quizá los tiros vayan por ahí...

En cualquier caso, una vez tomada la decisión de cerrar eresMas y apostar por una marca única (aunque sea la peor), lo cierto es que el proceso no se ha hecho mal. Ha sido un proceso de un año, llevado a cabo con precisión de cirujano y que probablemente consiga salvar los muebles sin demasiada pérdida a corto plazo. El diseño por el que se apostó y la forma de llevarlo a cabo han sido impecables. Incluso el cambio, el cierre de eresMas, se ha llevado a cabo con cierto humor y explicándolo metafóricamente a los usuarios, algo de agradecer en estos tiempos en los que el usuario es el último mono y no se le explica nada de lo que ocurre.

Así que nada, tres salvas de honor por el que fue uno de los grandes portales de este país (al menos en cuanto a su posición en el mercado), y a formar parte de la Historia de la Red en España.

Para las empresas de la competencia, la cosa está clara: un competidor menos, un portal menos con el que luchar. Y ya no quedan muchos...

¿Comentarios?

No hay comentarios: