martes, septiembre 02, 2003

LA REDACCIÓN MULTIMEDIA, EN ESPAÑA

A pesar de los pesares, de las burbujas, las especulaciones, los errores, la incredulidad y tantas otras cosas, al final la Red va calando poco a poco en las no hace mucho hipertradicionales y en algunos casos tecnófobas redacciones de los periódicos.

Lo quieran o no los medios tradicionales, y con ellos sus periodistas, tarde o temprano se ven afectados por la llegada de Internet y del mundo multimedia. Y no sólo les afecta en su forma de documentarse para una noticia o en cómo se comunican con algunas fuentes: también empieza a afectar, y de qué manera, en la propia estructura de las redacciones. Algo que parecía patrimonio de los excéntricos norteamericanos está llegando a España. Ya tenemos aquí las primeras redacciones verdaderamente multimedia.

Estos días se están enfrentando a ese reto los periodistas de Recoletos (Expansión, Marca, Expansión TV, Telva, etc.). Esta empresa ha terminado este fin de semana de realizar un monumental reajuste (obras incluídas) en su redacción por el que ahora la organización ya no se divide por medios como hasta ahora, sino por funciones.

Esto quiere decir que los periodistas de TV, prensa, radio e Internet ya no estarán agrupados en sitios diferentes como venía ocurriendo hasta ahora, sino que estarán todos juntos y compartirán conocimientos, contactos, información, chistes y tabaco. Ahora estarán redactores por un lado, editorialistas por otro, jefes por otro, etc.., independientemente del medio en el que trabajen, sin relación por su trabajo en la Red, en la prensa o en la televisión, todos unidos por grupos de trabajo en una gran redacción.

Sin duda esto será bueno para la empresa, ya que los periodistas tarde o temprano terminarán por encontrar sinergias y por ayudarse unos a otros, como ocurrió en el famoso modelo del Tampa Tribune, tan estudiado.

El problema, como suele ocurrir en estos casos, es que los periodistas están preocupados por una posible reducción de personal en caso de que esas sinergias funcionen de verdad y la empresa pueda prescindir de algunos puestos. Otro de los miedos tradicionales es el de que todos tendrán que trabajar más horas sin cobrar más, porque tendrán que trabajar en varios medios a la vez, o el ya tradicional miedo al periodista multimedia o "mochilero".

Sólo el tiempo dirá si esos miedos son reales o no (sinceramente, yo creo que no lo son), pero sin duda ganará el periodismo, que será mas divertido, y ganarán los lectores-televidentes-oyentes-internautas al encontrar un periodismo más completo y de mayor calidad, dentro y fuera de la Red.

Así pues, por el momento, chapeau por Recoletos, que lleva ya mucho tiempo apostando por el multimedia con éxito creciente. A ver si otros le imitan.

¿Comentarios?

No hay comentarios: