lunes, julio 28, 2003

LA ABSURDA POLÉMICA DE LOS CONTENIDOS DE PAGO EN LA RED

No puedo evitar sorprenderme cada vez que escucho a alguien o que leo en algún sitio alguna crítica furibunda hacia el modelo de negocio basado en los contenidos de pago en la Red. Y me sorprendo porque siempre pensé que esa polémica no duraría mucho, pero llevamos con ese tema ni se sabe el tiempo...

Pero el caso es que mientras los expertos siguen hablando del tema y dilucidando quién tenía razón, cada vez son más los medios online que se pasan al pago, unos de forma ruidosa como hizo en su día El País y otros de forma más sosegada, como el último que he conocido: DoctorMusic.com. Este portal de música es el último que yo sepa que ha dado el paso a ser totalmente de pago, con un modelo de suscripción.

Vamos, que no termino de entender la polémica ni, sobre todo, por qué hay algunos a los que les molesta tanto que un medio privado sea de pago. El otro día un amigo que trabaja en Prisacom me dijo una de las razones más peregrinas por la que le habían dicho que Elpais.es tenía que ser gratuito: la persona que se quejaba por el modelo de pago aseguraba que pagaba por el ordenador, por el software, por la conexión a Internet y que le parecía excesivo tener que pagar además por su diario online favorito. Y digo yo, ¿qué culpa tiene el diario o qué culpa tiene DoctorMusic? ¿Acaso son ellos ONGs o se dedican a la caridad? Caray, pídale usted un ordenador gratis al Corte Inglés o el software por la cara a Microsoft, que a ambos les sobra el dinero mucho más que a los medios online... ;-)

Otra teoría absurda que escuché no hace mucho, sobre el tema de El País: "la edición online debería ser gratuita para que aumente la presencia del español en Internet y nuestros medios tengan más presencia internacional". Pero, ¿eso no es cosa del Gobierno y del Instituto Cervantes?

Y otra más: "los medios que se han pasado al pago se han equivocado porque al estar cerrados no los indizará Google, y como no estarán en Google irán perdiendo más y más lectores y ya no le importará a nadie lo que digan". Un planteamiento bastante absurdo si tenemos en cuenta que los buscadores indizan un número limitado de noticias, ya que estas tienen caducidad (luego pasan a archivos, que siempre son de pago), y teniendo en cuenta que el tráfico que un buscador envía a un gran medio de comunicación con presencia online es mínimo. De hecho, su marca suele bastarles para atraer tráfico sin necesidad de Google.

En fin, que sigo sin entender la polémica tan agria que estos temas suscitan entre los expertos en la materia. Parece como si, al final, todo radicara en que hay mucha gente enfadada porque le joroba tener que pagar el periódico en la Red cuando antes lo tenían gratis. A ver si al final va a ser todo una cuestión de que a algunos les duele aflojar la pasta y por eso gritan tanto... ;-))))

No hay comentarios: